“La administración de Blasio ha armado el proceso de uso de la tierra de una manera diseñada para aplastar cualquier oposición a sus planes de construir una nueva cárcel en el sitio equivocado para El Bronx: el patio de remolque de Mott Haven.

“Sin duda, la isla Rikers debe estar cerrada. Me alegra que este resultado de hoy, tan esperado, finalmente avance de manera significativa, luego de la votación del Concejo Municipal. Por otro lado, sigo preocupado por el precedente establecido para tomar una decisión de planificación urbana tan monumental al agrupar los cuatro sitios en un solo proceso ULURP.

“El cierre debería haberse manejado de la manera correcta, trabajando juntos con funcionarios electos y las comunidades en los cuatro condados que tengan una contribución sustancial para garantizar que las generaciones futuras no sufran las consecuencias de pésima planificación. Quiero agradecer a los funcionarios electos y activistas de la ciudad, especialmente al presidente del uso de la tierra del Consejo de la Ciudad de Nueva York, Rafael Salamanca, y a los residentes de Diego Beekman Houses, que han entendido durante todo este proceso que la ciudad ha seleccionado el sitio equivocado en El Bronx y trabajaron fuerte en tratar de abrir los ojos de la administración para seleccionará un sitio más apropiado para esta cárcel.

“A lo largo de este proceso, he estado abogando por construir la nueva cárcel, en El Bronx, adyacente al existente Salón de Justicia de El Bronx (Bronx Hall of Justice). Con nuestra población de prisioneros a niveles históricos, para la Ciudad de Nueva York, la Oficina Del Alcalde ya ha admitido que el tamaño de estas cárceles se puede reducir, lo que valido nuestro punto que la cárcel de El Bronx podría trasladarse a su ubicación adecuada, al lado del sistema judicial, como en los otros condados.

“Espero sinceramente que el fracaso de la ciudad no afecte negativamente a esta comunidad en las próximas décadas y que haga mejor trabajo comunicándose con comunidades para proyectos de infraestructura importante,” dijo el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr.