“Los commentarios del presidente Trump acerca de la cantidad de muertos en Puerto Rico lo exponen por lo que es: un mentiroso cobarde.

“Sus comentarios de esta mañana son absolutamente repugnantes. No nos estamos imaginando a nuestros hermanos y hermanas a quienes perdimos después del huracán María. Decir lo contrario es simplemente asqueroso. El presidente Trump necesita aceptar que su administración falló en Puerto Rico. La decencia humana básica exige que el presidente deje de pretender que su respuesta a este desastre fue un éxito,” dijo el presidente del condado de El Bronx, Rubén Diaz Jr.