“El anuncio del Gobernador Andrew Cuomo declarando la intención de emitir un estado de emergencia para la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York, lo considero un paso necesario que proporcionariá un verdadero alivio a los más de 400,000 neoyorquinos que llaman a los edificios de NYCHA su hogar.

“Mientras los residentes han estado enfrentado el brutal frío invernal por falta de calefacción y agua caliente, yo he estado liderado el esfuerzo para que NYCHA declare un estado de emergencia, y así reducir la burocracia. Me siento honrado de haberme unido a casi 60 de mis colegas en esta lucha. El Gobernador ha escuchado nuestras voces. Las condiciones en los edificios de NYCHA, a menudo, son inhumanas, y la intención del Gobernador Andrew Cuomo de declarar una emergencia en el sistema de viviendas pública de nuestra ciudad es la respuesta moralmente correcta.

“Desafortunadamente el Ayuntamiento se ha negado a reconocer la necesidad y urgencia de tomar esta acción. El anuncio, por parte de la administración, de acelerar el proceso para reparar y reemplazar los sistemas de calefacción de NYCHA muestra que la agencia comprende la necesidad de un proceso de adquisición más rápido. Desafortunadamente, NYCHA hasta ahora no ha demostrado tener suficiente sentido de urgencia para abordar este problema. Afortunadamente, el Gobernador Andrew Cuomo está preparado para movilizar el sistema en beneficio de los residentes en los edificios de vivienda pública.

“Una ciudad verdaderamente justa garantiza la seguridad y el bienestar de sus residentes más vulnerables. Proporcionar calefacción y agua caliente a los residentes de NYCHA es la ley y debería ser nuestra principal prioridad,” dijo el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr.